Hambre física y emocional
Alimentos ricos en hidratos de carbono refinados, grasas saturadas y sal actúan en forma de «anestesia» emocional. Existen herramientas que enseñan a distinguir entre el hambre físico y el que está marcado por la ansiedad o la apatía.
Registro anterior

Volver al Organigrama